Envío Gratis en España (península) a partir de 40€

Cera Cadena Bici con Grafeno

Preguntas frecuentes sobre la cera con grafeno

La cera para cadena de bicicleta es un lubricante seco o sólido emulsionado en agua, aunque lo aplicamos de forma húmeda o líquida, se llama lubricante seco porque trabaja en seco no porque sirva para ambiente seco, una vez se seca el agua donde va disuelta la cera, se adhiere a las partes metálicas de la transmisión, reduciendo la fricción entre las partes metálicas que se deslizan entre ellas por el contacto cera-cera, todo ello sin necesidad de un líquido como ocurre en el aceite.

La función lubricante en este tipo de ceras es proporcionada por su estructura de capas a nivel molecular, las capas se deslizan mínimamente una encima de la otra casi sin esfuerzo, por lo que son capaces de lubricar en seco. Si además a la cera para cadena de bicicleta se le añade un aditivo podemos multiplicar sus propiedades lubricantes y mecánicas, los aditivos más comunes que se aplican a la cera para cadena de bicicleta son el teflón o PTFE, Grafito y el MEJOR de todos el Grafeno. La cera hace un efecto parecido al hielo, o si deslizas dos espejos entre sí, al ser superficies lisas, deslizan sin apenas esfuerzo, anulan el efecto sierra o lija de los metales.

La cera para bicicleta se empezó a usar sobre todo como lubricante seco en mtb, ya que es muy limpio, el problema que nos encontramos cuando lubricamos la cadena de una Mtb con aceite y en caminos polvorientos es la pasta sucia que se forma. Este problema no ocurre al usar cera para cadena en la mtb, ya que al estar toda la transmisión seca el polvo no se le pega o se le pega muy poco. Por eso donde más se aplica la cera cadena bici es en MTB o gravel, aunque también se puede aplicar el lubricante seco en bici de carretera. Tampoco sufriremos manchas en el cuadro por salpicaduras de lubricante seco sobrante.

Funcionamiento de la cera bicicleta durante la ruta

Normalmente al empezar la ruta la cadena puede ir un poco “dura”, esto es debido a que hay demasiado lubricante cerámico en la cadena de la bici. Durante los 2-3 primeros kilómetros se cae el lubricante seco de la cadena sobrante y es cuando lubrica mejor, a medida que pasan los kilómetros y paulatinamente se irá degradando la cera para cadena de bici, lubricando cada vez menos.

La duración de la cera para cadena bicicleta depende mucho de la calidad de la cera lubricante, sus aditivos como el PTFE o la cera con grafeno y las condiciones ambientales. Las ceras más básicas y baratas suelen durar en la cadena unos 40 km, las ceras de más calidad unos 80-100 km y la cera con grafeno puede durar hasta los 200-300 km. La duración dependerá mucho de la humedad, el polvo, el cruce de ríos y charcos. Estos factores afectan la efectividad de la cera.

Se podría decir que el único problema o inconveniente de la cera es su uso en mojado, cuando aplicamos cera a la cadena estamos poniendo agua con partículas sólidas disueltas, el agua se seca y queda la cera encima del metal como capa externa. Cuando cruzamos un río y mojamos la transmisión la cera se diluye en el agua y se despega del metal. Por lo que nos quedamos sin lubricante seco en la cadena.

No es recomendable usar lubricante de cera para cadenas si vamos a rodar en mojado, normalmente los días de lluvia no hay polvo hay agua si vamos en carretera, y hay barro si es por montaña, por lo que deberemos usar aceite, ya que es hidrófuga.

El problema surge cuando salimos en días secos con caminos polvorientos pero tenemos que cruzar ríos, si la salida es corta una buena cera con grafeno es lo ideal, si la salida es larga y hay muchos cruces de ríos quizás deberíamos llevar cera con grafeno y aplicar cuando empiecen los ruidos. Podemos aprovechar un parón para desayunar, aplicamos la cera y en 10-15 min empieza a ser efectivo, aunque no es lo ideal, o mejor aún aceite ya que su uso es inmediato.

No hay un lubricante perfecto para uso general, el que funciona en mojado se ensucia con el polvo, y el que funciona con el polvo no resiste bien el agua.

Si al cruzar un río parece que te persiguen los grillos, o los días de lluvia y en menor medida los días húmedos con niebla te pasa lo mismo, hay modelos de cera que dicen ser para mojado, pero son ceras con aceite o con líquido lubricante, perdiendo la propiedad de la limpieza. Hoy en día la única cera que funciona en mojado es la cera con grafeno, y no es por la cera, sino que cuando desaparece la cera queda el grafeno que es hidrófugo, aunque durará mucho menos que en seco.

Hay que seguir unos sencillos pasos para maximizar la eficacia de la cera para cadena de bici.

Limpiar la transmisión

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien la transmisión para quitar, la suciedad y los restos de aceite o lubricante seco que puedan quedar. Es sumamente importante limpiar los piñones, roldanas, platos y cadena o sea toda la transmisión, no solo la cadena, el metal debe quedar desnudo para que una vez apliquemos la cera esté en contacto con toda la superfície.

Para limpiar la transmisión hay que utilizar un desengrasante, están los desengrasantes denominados biodegradables que son mucho menos potentes que los desengrasantes derivados del petróleo, para la transmisión es mejor usar un desengrasante potente.

Si quedan restos de suciedad y lubricante se mezclarán con la nueva cera para cadena y además de no adherirse la cera en las zonas sucias se mezclará formando una pasta que produce el efecto contrario, es recomendable usar un desengrasante pensado para bicicletas que son respetuosos con la pintura y gomas que hay en la bici.

Secado de la transmisión de la bicicleta

Es importante eliminar los restos de desengrasante o jabón de la transmisión, por lo que hay que aclarar muy bien con agua todas las partes y recovecos. Haremos girar la transmisión con la bici parada para que expulse toda el agua y la secaremos con un trapo, una vez seca hay que asegurarse que no queda humedad en la cadena, piñones o plato.

No hay que dejar la cadena sin lubricar, ya que al estar el metal desnudo se puede oxidar, si hemos realizado una salida en ambiente limpio y seco y observamos que la transmisión está limpia, podemos quitar la suciedad con un cepillo y aplicar cera para cadenas de bici directamente, pero cada 2 o 3 salidas habrá que limpiar en profundidad la transmisión.

Aplicar la cera para cadena de bici o lubricante

Para que la cera para cadena de bicicleta sea 100% efectiva debe secarse, por lo que aplicaremos la cera de cadena al menos 4 horas antes de usar la bicicleta. Normalmente la cera para cadena de bici alcanza el 70% de efectividad con el secado de con 1 hora, y el 50% de efectividad si se seca durante 15 minutos. Lo mejor es aplicar el día antes de la salida y si podemos 1 o 2 horas antes aplicar otra capa.

Cómo poner cera de cadena de bici

Hay que aplicar una abundante capa de lubricante seco para bicicletas en la cara externa e interna de los eslabones de la cadena, a la vez los haremos pasar por todos los piñones y platos. Se tiene que dejar secar unos minutos y aplicamos otra capa pero menos abundante, la bici ya se puede usar al cabo de unas horas.

Si vamos a guardar la bici unos días o semanas, es recomendable aplicar otra capa de cera para cadenas antes de usar, ya que la cera se va diluyendo poco a poco con la humedad ambiental y pierde efectividad.

La cera con grafeno es actualmente la cera para cadena de bicicleta con el aditivo más avanzado del momento, el grafeno es un material 100% derivado del carbono pero con otra estructura molecular, es parecido al grafito pero supera con creces sus propiedades mecánicas. Es 300 veces más duro que el acero con una densidad parecida a la del carbono.

Es hidrófugo, repele el polvo y evita la corrosión al no ser afectado por el oxígeno, además tiene una de las partículas más pequeñas conocidas hasta ahora. Todo esto hace que al incorporar grafeno en la cera para la cadena de la bicicleta mejore sus cualidades lubricantes, la molécula de grafeno es capaz de introducirse en el los valles del diente de sierra del metal

La molécula de grafeno que hay en suspensión dentro de la cera con grafeno, rellena todas las hendiduras del metal por pequeñas que sean, quedando una superficie lisa y evitando así el efecto lija que produce al rozarse un metal contra otro, a parte de dejar las superficies lisas, al incorporar el grafeno en la cera y tener una partícula tan dura. Es como si hay una capa de bolas irrompibles entre las dos piezas que se mueven, primero tenemos la propia cera con grafeno que separa los metales en movimiento.

La base de la cera con grafeno se va degradando con el rozamiento y la humedad, una vez desaparece la cera queda el grafeno que separa las partes metálicas como capa intermedia evitando el desgaste, es el mismo principio que los rodamientos pero a nivel molecular.

También te puede interesar otros lubricantes con grafeno cómo:

Aceite cadena con grafeno

Grasa de montaje con Grafeno