Envío Gratis en España (península) a partir de 40€

Lubricantes Bici con grafeno

Preguntas Frecuentes Lubricantes bici con grafeno

Existen dos grandes grupos de lubricantes para la cadena de la bicicleta.

¿Lubricante cadena húmedo o lubricante cadena seco?

¡Vamos a ser sinceros! No existe un lubricante para cadena de bici perfecto para todos los climas, todos los terrenos y todos los riders, lo que sí podemos encontrar es un lubricante para bici que se adapte mejor a cada tipo de salida y clima.

A modo de ejemplo, si vas a ir a la Titan Desert o los Monegros usaría un lubricante seco para cadena en vez de un lubricante húmedo para cadena, simplemente porque el polvo va a predominar en ese tipo de carreras sino llueve. Si os fijáis en las opiniones de usuarios en marketplaces como amazon, en Alemania prefieren el aceite, y en España e Italia la cera, básicamente y a rasgos generales por el clima seco o húmedo.

En cambio si vas a ir a la Purito usaría lubricante húmedo con grafeno, ya que el clima de Andorra puede ser más húmedo y lluvioso, las carreteras están limpias y son muchos kilómetros. El lubricante húmedo reduce el coeficiente de fricción más que los lubricantes secos por lo que si podemos ahorrar unos vatios bienvenidos son.

¿Esto quiere decir que no podemos usar cera en la purito o aceite en la monegros?  Pues no, ya que dentro de los lubricantes secos y los húmedos hay bastante gama, pero sería una visión general de su uso.

Básicamente encontramos dos familias de lubricantes para cadena de bicicleta “ACEITES Y CERAS”:

Lubricantes húmedos “Aceite “

Ventajas:

  • Lubrican más que las ceras.
  • Resisten mejor la humedad.
  • Duran más que las ceras.
  • Usabilidad inmediata.
  • Resisten mejor el agua y el barro.

Desventajas:

  • Son más sucios ante el polvo.
  • Aplicación más cuidadosa para no contaminar discos.
  • Pueden manchar el cuadro con gotas de exceso de lubricante.

Un lubricante húmedo no significa que sirva para climas húmedos o días de lluvia, sino que actúa en formato húmedo, o sea un aceite. Al aplicarlo siempre se mantendrá en formato líquido y es esta película de aceite la que favorece la disminución de la fricción entre los componentes de la transmisión de la bici.

Hay aceites con distintas composiciones que harán que lubrique mejor o peor, actualmente el mejor aditivo y el que reduce más el coeficiente de fricción es el grafeno. Es un material que vamos a empezar a ver un muchos productos aunque es bastante caro, sobre todo en el mundo del ciclismo se empieza a utilizar en lubricantes, neumáticos y cuadros.

El lubricante húmedo, “los aceites”, tienen varias ventajas y yo diría que una desventaja, lubrican más y duran más que los lubricantes secos o sea los tipo cera, aguantan más la humedad y se pueden aplicar y usar la bicicleta al instante. Son hidrófugos, repelen el agua a la vez que protegen del óxido y suelen penetrar por todos los rincones de la cadena, mucho más si incorporan grafeno, ya que la partícula es a nivel molecular, no hay partícula más pequeña y más resistente dentro de los aditivos para lubricante que la del grafeno.

La desventaja que tienen es que en días muy secos y con mucho polvo o suciedad en el ambiente pueden crear una especie de pasta en la cadena, o sea son más sucios. También pueden ensuciar el cuadro sino se quita el sobrante de aceite de la cadena, y si tocan el disco de freno hay que limpiarlo porque dejaría de frenar.

A modo de anécdota, si tenéis la oportunidad de ver los equipos profesionales de ciclismo en vivo, sobre todo en carretera, veréis que utilizan lubricante en formato de aceite, aunque estén patrocinados por una marca de ceras. Podremos encontrar aceites diseñados para entornos húmedos, que son muy espesos y se pegan más a la cadena, por lo que les cuesta más irse con el agua, tienen la desventaja que se ensuciarán muy rápido en entornos de polvo.

También hay lubricantes de aceite diseñados para climas secos, que son muy líquidos, penetran por todos los componentes de la cadena y transmisión. Tienen la ventaja que lubrican mucho mejor que una cera, se ensucian mucho menos que los diseñados para humedad, pero un poco más que los lubricantes secos.

En Migou bcn hemos apostado por un lubricante húmedo con grafeno, que sería una base de aceite 50% para seco 50% para húmedo, o sea climas mixtos, pero con la ventaja que al incorporar grafeno, lubrica mucho más, se ensucia mucho menos y aumenta exponencialmente la durabilidad.

Podríamos decir que es un lubricante para todos los terrenos y climas, para los riders que buscan el ahorro en vatios y participan en competiciones, por lo que mimar y limpiar la bicicleta no les supone un problema.

Lubricante seco ” Cera “

Ventajas:

  • Aplicación más fácil
  • Resisten mejor el polvo.
  • No ensucian el cuadro.
  • Realmente cómodos de usar.

Desventajas:

  • Les perjudica más el agua.
  • Hay que esperar un mínimo de 30 minutos antes de usarlos.
  • Menor durabilidad que los húmedos.

El lubricante seco puede ser tipo cera líquida o en formato pasta, pero los que más se suelen usar son los líquidos con base de agua. Es un lubricante líquido biodegradable que al secarse deja una película adherida a la cadena que actúa como separador entre los componentes metálicos por lo tanto reduce la fricción entre ellos.

Por eso es necesario dejarlos secar antes de usar, normalmente con 20-30 minutos suelen ser eficaces, pero si los dejas secar durante 8-9 horas es cuando realmente llegan al punto máximo de lubricación. Son lubricantes muy cómodos de usar, ya que no importa demasiado que pongamos un exceso de líquido, una vez seco se irá el sobrante, simplemente limpiamos la cadena, y aplicamos el lubricante, eso si, la cadena debe estar seca.

Al ser un lubricante seco, el polvo no se pegará a la cadena o se pegará mucho menos que un lubricante húmedo, en cambio el agua hará que se disuelva arrastrándolo con ella y por lo tanto dejando la cadena sin la película protectora. La cera con grafeno Migoubcn tiene la ventaja que aumenta la resistencia al agua, ya que el grafeno se introduce en todos los agujeros del metal por pequeños que sean, además de ser hidrófugo, esas mismas características hacen que dure mucho más que una cera sin grafeno.

Los lubricantes en formato cera estaría aconsejados para salidas donde predomina el polvo y el clima seco, igualmente si eres un ciclista que prefiere la comodidad a las prestaciones deberías elegir la cera, sobre todo con grafeno ya que te durará lo suficiente para hacer unos 150km y con la comodidad de no tener que limpiar la cadena a fondo antes de cada uso.

Por norma general yo suelo usar lubricante para caden seco con grafeno para la MTB, ya que al vivir en España y la zona mediterránea, el clima es seco y llueve poco. Pero ese es mi caso, no se puede aconsejar un lubricante húmedo o seco sin analizar el clima por el que vamos a rodar.

He rodado en Marruecos y usaba cera, he rodado en Bélgica y usé aceite, elijo uno u otro dependiendo la salida a realizar.

Si lo que ha características técnicas y propiedades mecánicas nos referimos, el aceite es mejor lubricante que la cera, simplemente lubrica más y dura más en la cadena, pero tiene los inconvenientes de la suciedad. Por ejemplo nuestro aceite con grafeno puede durar hasta 500km rodando en condiciones favorables, o sea ni polvo ni agua, en cambio la cera puede durar hasta 200 kilómetros, más que suficiente para una salida de domingo.

Si eres un ciclista amateur vas ha hacer salidas de 50-80km, por lo que la cera te va a durar toda la ruta. Quizás te compensará usar la cera, ya que es más cómoda y limpia, además perder 5-6 vatios respecto al aceite no te suponen nada.

En cambio si quieres robarle un KOM de Strava a tu amigo o estás compitiendo, te interesa mantener el estado óptimo de lubricación y rascar todos las vatios posibles, por lo que usar el aceite es lo óptimo en ese caso, aunque luego debas limpiar la bicicleta más a fondo.